El pádel es el deporte de moda. Con un crecimiento inusual, son cada vez más los adeptos que se animan a probar esta nueva modalidad deportiva parecida al tenis, encerrada entre paredes y verjas y que permite la posibilidad de jugar con los rebotes.

Ameno, dinámico y escalable a cualquier nivel competitivo, el deporte de la pala de pádel ha calado profundo en la sociedad española. Pero son muchos los jugadores que, aún jugando, son autodidactas, nunca han recibido clases de un monitor titulado o, simplemente, no tienen claro cuáles son los golpes propios de este deporte.

Por ello en este post vamos a analizar cuáles son los 5 golpes imprescindibles en el pádel:

1. El resto

A pesar de lo que una gran mayoría de aficionados piensa, el resto es más importante que el servicio en el pádel. Si bien el saque cobra una gran importancia en deportes como el tenis, en el pádel, por la posibilidad de rebote con las paredes, es un golpe de mera transición para comenzar el punto.

Y es que el resto es uno de los golpes más importantes a la hora de jugar al pádel y a la vez uno de los más olvidados. Con la premisa de poner la pelota en juego como una devolución al servicio, el resto tiene como objetivo principal tomar la iniciativa del punto condicionando el ataque de los rivales.

Porque el resto, jugado en cruzado, globo o paralelo, es una de las facetas donde más puntos se pierden en el pádel amateur. Centrados en qué sucederá después, es muy habitual estrellar la bola en la red, mandarla directamente a la pared de fondo o dejar la bola a merced de nuestros rivales.

2. El Globo

A la hora de hablar de golpes infravalorados en el pádel, el globo se lleva la palma. Estamos ante un golpe que, por simple, de fácil ejecución y poca belleza estética se deja de lado en el aprendizaje o desarrollo de un partido a pesar de ser uno de los más importantes en el pádel.

Porque el globo, a pesar de lo que el jugador amateur de pádel piensa, es un golpe tan defensivo como ofensivo. Ideado para quitar a los rivales de la red y tomar la iniciativa del punto, ejecutado de forma correcta y con una técnica depurada se convierte en uno de los golpes más efectivos en el desarrollo del juego.

3. La volea

La volea es el golpe cercano a la red que nos permite, sin dejar botar la pelota, mantener el dominio del punto, crear espacios y forzar el fallo del rival. De derecha o de revés, es uno de los gestos técnicos más bellos, difíciles y que mayores fallos provoca en el jugador de pádel amateur.

Y es que una buena volea, a pesar de no estar pensada para definir, puede ser el principio de una buena definición. Bien sea con profundidad, a la reja, o de transición, se trata de uno de los recursos que buscará forzar el fallo del rival u obligarle a dejarnos la pelota franca para poder definir con el remate.

Además, se trata de uno de los gestos técnicos más complicados de adquirir ya que, con frecuencia, el jugador amateur intentará otorgarle demasiada velocidad, apretará con intención de definir cuando no corresponde o, simplemente, no tenderá al tan famoso ‘muñequeo’.

4. La bandeja

La bandeja es el golpe más característico del pádel. Único y exclusivo del deporte de la pala, la bandeja es un golpe de transición entre la zona ofensiva y la defensiva para evitar perder la iniciativa del mundo. Es la solución a una demanda táctica del juego.

La bandeja se utilizará para evitar que el contrario, mediante el globo, consiga superarnos por alto y llevarnos a la zona más atrasada de la pista. Exigente en lo físico y de gran demanda técnica, se realizará en la zona media buscando el fondo de la pista contraria para provocar el fallo del rival o ayudarnos a retomar la red y una posición de definición.

Sin duda, es habitual en el jugador amateur de pádel cometer muchos errores con este golpe y regalar puntos al rival. ¿Por qué? Porque intentará acelerar demasiado, se precipitará realizándola intentando definir con ella o, simplemente, porque cometerá errores técnicos en la ejecución.

5. El remate

El remate es el golpe estrella del pádel. El gesto técnico con el que todo jugador amateur sueña ejecutar a la perfección y que, en gran cantidad de ocasiones, suele ser el más espectacular de este deporte.

Y es que el ‘smash’ es el único golpeo definitivo del pádel. Concebido única y exclusivamente para cerrar un punto, bien ejecutado técnicamente logrará que el rival no tenga oportunidad alguna de devolución de la pelota.

Por tres –por el lateral-, por cuatro –superando la valla de cuatro metros- o por potencia –con devolución a nuestro propio campo- el remate es el gesto más complicado del pádel ya que no solo es potencia. Requiere de técnica, potencia, desplazamiento y una buena postura corporal para lograr un único objetivo, definir el punto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies